miércoles, 03 de marzo de 2021

Apuestas deportivas: un sector repleto de grandes sueldos

Repasamos las cifras que ganan los directivos de las mayores casas de apuestas del planeta

El sector de las apuestas deportivas es uno que dista mucho de ser joven, pero que sí puede presumir de estar viviendo una segunda juventud en los tiempos que corren. Desde las carreras de galgos hasta los resultados de los combates de boxeo más antiguos, hasta el próximo jugador que se llevará la próxima tarjeta amarilla en un partido de fútbol o el usuario que logrará acumular más bajas en un encuentro de Esports moderno, el abanico de opciones en este terreno es amplísimo.


Y ha ganado tanto en popularidad como en amplitud gracias a las nuevas tecnologías. Ahora, con los smartphones habitando en nuestros bolsillos y la red de redes siendo accesible en cualquier parte del mundo, las personas tienen más facilidades que nunca para entrar en internet y jugar en casinos online, como también apostar en ellos con cabeza gracias a webs como lamejorcasadeapuestas.es.


El negocio está creciendo, de hecho en España ha disparado sus cifras en el último lustro, demostrando justo lo que decíamos, que las apuestas deportivas están gozando de una segunda juventud. Su crecimiento no está dejando a nadie indiferente, generando opiniones tanto positivas como negativas sobre las prácticas que lo rodean y su masificación. No obstante, no son pocos los que lo miran con otra pregunta en mente, ¿cuál está siendo el beneficio de sus principales artífices?


run


Para una muestra de ello, tan solo tenemos que pensar en Denise Coates. La consejera delegada de Bet365, una de las mayores casas de apuestas de todo el mundo, es actualmente la ejecutiva con mejor sueldo de todo el Reino Unido. ¿Una afirmación exagerada? Para nada.

En el año 2018, con su compañía registrando los mayores beneficios de toda su historia, Coates se llevó al bolsillo un salario de cerca de 250 millones de euros, acompañados de cerca de 50 millones de euros en dividendos al ser accionista de la firma. Con esto, hablamos de que esta consejera ha conseguido ganar en un año un total de 300 millones.


Un salario obtenido gracias a llevar a su empresa a generar, en un año, más de 2.000 millones de euros en beneficios. Si miramos a otras competidoras del mismo sector, podemos hablar de 888 Holdings, que cerró el año 2016 con una facturación global de casi 521 millones de dólares. Aunque no alcanzan las cifras de Bet365, sus altos cargos pueden superar el millón de dólares anual como salario con suma facilidad.


Todo esto en una época en la que los casinos online y las casas de apuestas son criticadas con fiereza por el aumento de la adicción incluso entre los sectores más jóvenes de la población. Mecanismos como los bonos de apuestas, las promociones, las ofertas e incluso el diseño de los portales online de casinos hacen que los jugadores se acerquen con curiosidad y generan, precisamente, lo que buscan, aumentar su facturación.


Actualmente, Denise Coates es la reina del sector gracias a un buen olfato en la era de la digitalización. Cuando sus competidores se estaban planteando si entrar o no en el sector digital creando páginas webs para sus casas de apuestas, ella ya había procedido con la compra del dominio de Bet365 y estaba empezando a poner en marcha la web para facilitar el juego online.


De ahí la enorme diferencia con el resto de la competencia. Ya hemos hablado del caso de 888 Holdings, otro de los grandes del sector, pero incluso podemos irnos a William Hill, uno de los más veteranos en materia de apuestas, para ver las enormes diferencias. Mientras Bet365 cierra sus mejores años, la casa inglesa se alejaba de sus previsiones de ganancias.


A cierre de 2018, William Hill planeaba haber acumulado un total de entre 304 y 327 millones de euros en beneficios; no obstante, el resultado final fue de poco más de 280 millones. Malos números para una empresa que aspiraba más alto y que, según muchos, ha hecho a su director ejecutivo, Philip Bowcock, peligrar al frente de la compañía.


Por el momento, Bowcock se queda y seguirá disfrutando de un sueldo que supera el millón de euros anuales, pero debe andarse con cuidado. Cuando los resultados no son los esperados, los primeros en caer son los que están más altos.


No cabe duda de que el sector de las apuestas deportivas y los juegos de azar es uno que mueve enormes cantidades de dinero. Las empresas facturan millonadas a cada año que pasa, y sus responsables también logran llevarse una buena porción de semejante éxito. No tenemos más que volver de nuevo a la figura de Coates, que gana más que Beyoncé, Katy Perry y Taylor Swift juntas.


Imagen: Pixabay.


Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España