martes, 02 de marzo de 2021

Iglesias concedió más de 40.000 euros brutos de complemento de productividad a cada secretario de Estado de su ministerio en 2020

Ignacio Álvarez e Ione Belarra cobraron 121.000 y 118.000 euros, respectivamente, por 11 meses y medio en el puesto

@mlopezinesta

El Portal de la Transparencia del Gobierno ya ha empezado a actualizar los datos sobre las retribuciones de los altos cargos de la Administración General del Estado de 2020. Uno de los ministerios cuya información ya está disponible es el de Derechos Sociales y Agenda 2030 que dirige el también vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. Se da la casualidad de que hace poco más de una semana se cumplió un año de la existencia del primer gobierno de coalición de la historia reciente de España. En Sueldos Públicos vamos a repasar las retribuciones del equipo de Iglesias.


Llaman la atención algunas de las cifras de los nuevos cargos del departamento, como el de su jefe o director de Gabinete y su adjunto. También son ‘cienmileuristas’, como otros compañeros del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Sus remuneraciones finales al acabar el año superan los 100.000 euros y eso que el dato no equivale a 12 meses completos porque asumieron el cargo días después o incluso semanas más tarde de las fiestas navideñas del año pasado.


Podemos

Belarra, Álvarez e Iglesias, en el Registro del Congreso de los Diputados.


A todas luces, son cantidades que superan con holgura lo que cobra el propio Iglesias. Eso se debe al famoso y opaco complemento de productividad. Sabemos que lo concede quien los nombra. En este caso es el propio ministro, pero desconocemos los criterios exactos de concesión, cómo y cuándo se efectúa el abono: si es una cantidad mensual o se liquida al finalizar el año, a modo de prima o plus de rendimiento, tras evaluar el trabajo realizado y los objetivos alcanzados.


El BOE señala que estos altos cargos:


(…) percibirán el complemento de productividad que, en su caso, y de acuerdo con lo previsto en el artículo 6.Uno.E del presente real decreto-ley, les asigne el titular del Departamento, dentro de los créditos previstos para tal fin.


Y el artículo 6.Uno.E dice:


El complemento de productividad retribuirá el especial rendimiento, la actividad y dedicación extraordinarias y el interés o iniciativa con que se desempeñen los puestos de trabajo. Cada Departamento ministerial u organismo público determinará, dentro del crédito total disponible (…) las cuantías parciales asignadas a sus distintos ámbitos orgánicos, territoriales, funcionales o de tipo de puesto. Así mismo, determinará los criterios de distribución y de fijación de las cuantías individuales del complemento de productividad, de acuerdo con las siguientes normas:


1.ª La valoración de la productividad deberá realizarse en función de circunstancias objetivas relacionadas con el tipo de puesto de trabajo y el desempeño del mismo y, en su caso, con el grado de participación en la consecución de los resultados u objetivos asignados al correspondiente programa.


2.ª En ningún caso las cuantías asignadas por complemento de productividad durante un período de tiempo originarán derechos individuales respecto de las valoraciones o apreciaciones correspondientes a períodos sucesivos.


En ocasiones, uno de los factores para conceder el complemento de productividad a los funcionarios es trabajar por las tardes, cosa muy común para los puestos de responsabilidad ministeriales.


Además, estos altos cargos vinculados a Unidas Podemos ya no tienen limitada su retribución a tres Salarios Mínimos Interprofesionales (SMI) tal y como indicaba el antiguo Reglamento General y el Código Ético de la formación morada. Como ya hemos contado en otras ocasiones, con este nuevo sistema de limitación salarial y donaciones obligatorias. Así, los secretarios de Estado y subsecretarios, viceconsejeros autonómicos y directores o subdirectores generales entregarán entre un 15% y un 35%, según apuntó Servimedia. Este nuevo protocolo indica también que será el propio partido quien decida el destinatario final de todas las donaciones de sus miembros.


Retribuciones y complementos de productividad

El sueldo asignado a Iglesias como vicepresidente segundo del Gobierno fue de 79.746 euros anuales en 2020, pero cobró 2.573 euros menos porque asumió el cargo el 13 de enero. Por lo tanto, su sueldo real fue de 77.173 euros. De enero cobró algo más de medio mes. El resto, 11 pagas de 6.645 euros.


En cambio, según el BOE de 22 de enero del año pasado, los secretarios de Estado percibieron un sueldo de 14.097 euros anuales, a los que se incluyen dos complementos: el de destino, de 22.914 euros, y el específico, de 35.755 euros. Un total de 72.766 euros. Además, los meses de junio y diciembre tienen derecho a percibir una paga extraordinaria de 2.346 euros (710 euros más la parte proporcional del complemento de destino). Así, un secretario de Estado ingresó, aproximadamente, y con el BOE en la mano, cerca de 77.300 euros. Pero ese no es la cantidad real que cobran.


A cuadro iglesias

Datos del Portal de la Transparencia del Gobierno.


En este sentido, en el Portal de la Transparencia del Gobierno vemos cómo sus salarios rondan los 120.000 euros, esto se debe a los complementos de productividad que Iglesias concede. Por ejemplo, el secretario de Estado de Derechos Sociales, Ignacio Álvarez, ganó 121.173 euros, mientras que la secretaria de Estado para la Agenda 2030, Ione Belarra, percibió 118.248 euros*. En ambos casos, los complementos de productividad rondan los 40.000-43.000 euros


Álvarez es funcionario y en su sueldo se incluyen cinco trienios de antigüedad. Si los dos hubieran accedido al cargo el 1 de enero del año pasado hubieran cobrado el mes completo y su retribución final también sería más alta. Puesto que los afiliados de Podemos tienen que donar una parte considerable de su salario al partido, entre un 15 y un 35%, cuánto más se infle la nómina de estos, más financiación obtiene el partido. Y eso solo depende de la voluntad de Iglesias. Si comparamos, Ciudadanos obliga a sus cargos públicos a donar el 8% del sueldo.


Por su parte, el subsecretario de Derechos Sociales y Agenda 2030, Joseba Miren, cobró 108.494 euros, según el Portal de Transparencia. Pero los sueldos de los subsecretarios, según el BOE, rondan los 70.000 euros, la diferencia es el complemento de productividad mencionado, concedido por Iglesias.


Jefe de Gabinete

La mano derecha de Iglesias en el departamento es el director o jefe de Gabinete y tiene rango de subsecretario de Estado**. Se llama José Julio Rodríguez Fernández y cobró 102.961 por 11 meses y medio en el cargo.


Rodríguez Fernández nació en Ourense en 1948. Fue un militar y piloto de caza y transporte que alcanzó el grado de general del Aire y fue nombrado jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad) entre 2008 y 2011 por José Luis Rodríguez Zapatero.


Mientras, el jefe o director adjunto del Gabinete de Iglesias, Santiago Jiménez, cobró 89.173 euros, incluidos cinco trienios de antigüedad. Jiménez es diplomático de carrera y licenciado en Derecho. Inició su etapa profesional ocupando diversos cargos en el Ministerio de Asuntos Exteriores. En 2008, se incorporó como Consejero Técnico en la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno. Ha sido destinado El Cairo, Damasco y Abu Dhabi (2015-2019). En agosto de 2019 fue nombrado subdirector general en la Oficina de información Diplomática en el Ministerio de Asuntos Exteriores hasta su nombramiento actual.


Por su parte, el secretario general técnico, Rubén Baz, percibió 85.978 euros. Además, el director general de Políticas Palanca para el Cumplimiento de la Agenda 2030, Gabriel Castañares, 78.973 euros; el director general de Políticas de Discapacidad, Jesús Ángel Celada, 88.796 euros; el director general de Derechos de los Animales, Sergio Antonio García, 78.973 euros***; el director general de Derechos de la Infancia y de la Adolescencia, Gabriel González-Bueno, 78.973, euros; el director general para las Familias y la Infancia, Ángel Parreño, 8.255 euros; y la directora general de diversidad familiar y servicios sociales, Patricia Bezunartea, 68.850 euros. Esta accedió al cargo el 13 de marzo.


En líneas generales las retribuciones hacen referencia a 11 meses u 11 meses y medio de trabajo, puesto que muchos de ellos de incorporaron entre el 15 y el 30 de enero de 2020. En cambio, el director general para las Familias y la Infancia, Ángel Parreño, estuvo en el cargo desde el 1 de enero hasta el 4 de febrero y, por ese tiempo, percibió 8.255 euros.


Además, los altos cargos de organismos públicos adscritos al ministerio cobraron: la exdirectora general del Injuve, Ruth Carrasco, recibió 9.927 euros desde su incorporación el 1 de enero, hasta su salida el 10 de febrero de 2020. Después de ella, ocupó el cargo María Teresa Pérez, quien percibió 99.669 euros anuales. El director del Instituto de Mayores y Servicios Sociales, Manuel Martínez, ganó, desde el 1 de enero hasta el 30 del mismo mes, 8.300 euros; y fue sustituido por Luis Alberto Barriga, quien ha percibido este 2020 un sueldo de 87.817 euros. Los directores generales también cobran complemento de productividad.


*Como diputada por Navarra, también tiene derecho a cobrar la indemnización libre de impuestos del Congreso de los Diputados. Son 14 pagas de 1.959 euros.


**En la primera versión del artículo, publicamos, por error, que el rango era de secretario de Estado. 


**Curiosidad. En mayo de 2020 informamos sobre el posible sueldo que podría percibir García, incluyendo el complemento de productividad. Apuntamos, como previsión, unos 80.000 euros. Finalmente ha cobrado casi 79.000.

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España