lunes, 18 de octubre de 2021

​El nuevo Síndic de Greuges de Barcelona cobrará 82.000 euros brutos anuales y su nombramiento causa polémica en el Ayuntamiento

David Bondia es socio del mismo Observatorio que muchos de los altos cargos del consistorio que dirige Ada Colau

@mariayustep

El Ayuntamiento de Barcelona, en un intento de fomentar la participación ciudadana, llevó a votación la decisión sobre quién debía ser el nuevo Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo). En este proceso electoral podía participar cualquier persona mayor de 16 años empadronada en la ciudad. Sin embargo, únicamente se recibieron 3.034 votos por parte de los ciudadanos, y 189 por entidades. La ciudad que dirige la alcaldesa Ada Colau, de Barcelona en Comú (BeC) cuenta con un total de 1,6 millones de habitantes, por lo que el porcentaje de participación ha sido únicamente del 0,18%.


El portal Decidim.Barcelona publicó los perfiles de los ocho propuestos al Síndic, de los cuales solo uno era una mujer. El presidente del Instituto de Derechos Humanos de Cataluña (IDHC), David Bondia, logró ser el candidato más votado con 1.414 votos, a gran distancia de su competidor más directo, Ramón Nicolau, quien solo obtuvo 410 votos. Este proceso se viene realizando desde 2016, pero no cuenta con garantías vinculantes a la decisión final. Tras estas elecciones, el pleno municipal del Ayuntamiento tuvo que reunirse para aceptar el nombramiento de Bondia. Por primera vez los grupos políticos no se pusieron de acuerdo y tuvieron que aplazar la decisión, prevista para julio, al pleno de septiembre. Fue este miércoles.


David Bondia

David Bondia (página web de Bondia).


Bondia, que tiene página web propia de su candidatura (davidbondia.cat) sustituirá a Maria Assumpció Vilà, que ha ocupado el cargo durante diez años, es decir, dos mandatos seguidos. El ya elegido Síndic contó con los votos a favor de BeC y Junts per Cat (JxCat). El primer teniente de alcalde, Jaume Collboni del PSC, ha pedido revisar el proceso de elección.


Próximo a los Comunes

Algunos de los motivos por los que estaban en contra los grupos políticos en la elección de Bondia eran sus vínculos ideológicos y personales con miembros del BeC. Bondia es socio del Observatorio DESC, entidad que está siendo investigada por presunta irregularidad en la concesión de subvenciones y de la que ya te hemos contado algunos detalles en La Trama de Colau. Algunas de estas ayudas han alcanzado los 325.000 euros. 


De este Observatorio también han salido otros miembros del Equipo de Gobierno, como el concejal de Derechos de la Ciudadanía y de Participación, Marc Serra, la directora de Comunicación, Águeda Bañón o la jefa de la concejalía de vivienda, Vanesa Valiño. También, otros miembros de los Comunes que han pasado por el gobierno municipal como Jaume Asens, Gerardo Pissarelo o Gala Pin, entre otros asesores y cargos estructurales del Ayuntamiento, lo que hace aumentar las sospechas.


Por otro lado, Bondia es el presidente del Institut de Drets Humans de Catalunya (IDHC), una entidad muy activa en el sector de la izquierda y socia del propio Observatorio DESC con la que el hombre fuerte de los Comunes en el Congreso, Jaume Asens, ha colaborado estrechamente en su etapa como regidor en el consistorio. 


Más allá del vínculo con Asesns, otra prueba del enlace de Bondia con todos los miembros de BeC desde dentro del Observatorio DESC es que en 2015, donde ya estaba Colau como responsable del área de vivienda e impulsora de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), realizó unas jornadas tituladas “Defender y repensar los derechos sociales en tiempos de crisis”. Bondia, como director del IDHC, coincidió con algunos de los ponentes en esas jornadas, entre los que se encontraban la propia Colau, Pisarello, Valiño (esposa del Pisarello y asesora en el Ayuntamiento), Asens y Zaida Muixí (pareja del exconcejal de los comunes Josep Maria Montaner).


También, cabe destacar los enlaces de la entidad que preside Bondia con el Observatorio Desc en un informe que promovió anteriormente bajo el título “El derecho a la ciudad”, en el que, curiosamente, participaron Pisarello, Valiño, Montaner, Muixí, Colau y Jordi Borja, considerado el creador de DESC y padre ideológico de todos ellos. Pisarello, Valiño y Bondia ya coincideron como ponentes en un segundo curso de Derechos Sociales del IDHC, organizado en 2006.


Retribuciones

El concejal de Derechos de la Ciudadanía, Serra, tiene asignado un sueldo bruto de 84.532 euros al año. Sin embargo, la página web del Ayuntamiento de Barcelona indica que únicamente percibe 14 pagas de 2.291 euros netos, además de un complemento de 600 euros por responsabilidad. El resto, lo dona al partido y a otros fines sociales. El teniente de alcalde que ha criticado la elección, Collboni, recibe 98.192 euros.


El sueldo para el cargo de Síndic es de 81.972 euros anuales, según indica el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Barcelona. Su predecesora recibía la misma retribución. No están incluidos los correspondientes trienios de antigüedad de Bondia a los que tenga derecho como empleado público. Es un sueldo que supera lo que cobra un ministro del Gobierno de España, 74.858 euros. La estructura organizativa del puesto incluye un equipo de 11 personas entre asesores, personal de administración, comunicación, jefe de Gabinete, y un adjunto al síndico. El presupuesto del Síndic para 2021 es de 974.644 euros, la gran mayoría utilizado para el gasto de personal (832.144 euros).


Esta retribución no es la más elevada entre los defensores de los pueblos en España. Hay que diferenciar el cargo de Síndic de Barcelona del de Síndic de Cataluña. A nivel autonómico, el síndico catalán, Rafael Ribó, recibe un salario de 129.373 euros anuales. El defensor que menos cobra en España es el conocido como “diputado del común” en las Islas Canarias. Este puesto lo ostenta Rafael Yanes, que recibe 61.460 euros al año. Los nueve defensores del pueblo autonómicos suman 641.000 euros al año.


Subvenciones del Ayuntamiento

Es de sobra conocido la tendencia del gobierno de Colau a adjudicar subvenciones a entidades afines, siendo el Observatorio DESC una de las asociaciones más beneficiadas y, a pesar de las constantes denuncias que ha recibido por parte de la oposición, el Ayuntamiento sigue manteniendo estas prácticas.


Sin ir más lejos, acaba de trascender que el consistorio acaba de otorgar una subvención directa sin concurso público de cerca de 75.000 euros a DESC para un proyecto de justicia global. Ni mucho menos no es la primera vez que el consistorio presidido por Ada Colau da suculentas cantidades de dinero a público a este organismo, en el que trabajó la propia Colau en su faceta de activista, tal y como publicó El Nacional.cat.


De hecho, cuando Colau llegó al poder renovó al alza un convenio con esta entidad que ya se venía aplicando años atrás por el que en 2014 recibió la cantidad de 240.000 euros en dos años. Colau lo amplió a 336.000 euros para 2016 y 2017,y lo bajó a 324.600 para el periodo 2018-19, la misma cantidad renovada en el 2020.


El convenio no es la única vía mediante la cual el Observatorio DESC ha accedido a subvenciones municipales. Según datos recabados en la web de transparencia del Consistorio, DESC recibió otros 102.975 euros en el 2016, 45.800 en 2017 y 132.025 en el 2019. En total, entre el convenio y subvenciones municipales con Colau al frente, la entidad ha recibido más de 1,26 millones.


En abril, el Tribunal de Cuentas inició una investigación sobre la legalidad de las subvenciones de Colau a entidades ideológicamente próximas, entre ellas el Observatorio DESC, Enginyers Sense Fronteres, la PAH y la Aliança contra la Pobresa Energètica. La Fiscalía también lo hizo, si bien archivó el caso en julio pasado.


Intento fallido en 2016

No es la primera vez que Bondia intenta alzarse con el cargo de síndic, de hecho, el exteniente de alcalde Jaume Asens ya había intentado que Bondia, con quien también compartía una larga trayectoria de activismo, fuese elegido síndic de Barcelona en el año 2016, aunque finalmente fue reelegida Maria Assumpció Vilà. Para promover la candidatura, los comunes organizaron una intensa campaña política en redes sociales promoviendo a su candidato de tal modo que en sólo unos días Bondia, que era un candidato residual llegó a ponerse en segundo lugar, a poca distancia de Vilà.


Es más, a principios de 2018, tras esa derrota en la carrera por la Sindicatura, el área de Drets de Ciutadania, Cultura, Participación y Transparencia del Ayuntamiento, liderada por Asens, propuso a Bondia como miembro de la Comisión de Amparo.


Un año antes, la relación entre Bondia y Asens quedó patente cuando el exconcejal de Barcelona En Comú presentó una querella contra el juez que condenó a muerte al anarquista Salvador Puig Antich en 1974. Asens presentó la querella rodeado de las tres hermanas del anarquista ajusticiado junto a Colau y Bondia, como presidente del Instituto de Derechos Humanos de Cataluña.


Dedicado a la docencia universitaria


David Bondia estudió y se doctoró en Derecho. Trabaja como profesor titular de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales en la Universidad de Barcelona (UB). Ha ejercido en diferentes ocasiones como docente invitado en universidades de Europa, América, Asia y África. Es miembro del Patronato de la Fundació Solidaritat UB, vocal del Consejo Catalán del Fomento de la Paz, y miembro del Consejo Asesor del Mecanismo Catalán para la Prevención de la Tortura.


Bondia se presentó en 2016 a la candidatura para Síndic, pero su predecesora Vilà obtuvo el apoyo de los grupos políticos para renovar en el cargo. El nuevo síndico será el primer hombre en ocupar este cargo.  

Quiénes somos Publicidad Colabora con nosotros Contacto Aviso legal
® Sueldos Públicos - Transparencia y Libertad en la Red - El primer digital que informa de los salarios de los políticos en España